domingo, 24 de enero de 2016

Luis Rueda

Luis Rueda, cantautor ecuatoriano, resuelto a la fecha como el más prolífico de los artistas de su generación y del rock nacional.
Con formaciones grupales, actuaciones y grabaciones profesionales desde los 14 años, cuando forma Sak su primera banda, ya es un niño viejo y con esa maleta se muda hacia cosas más grandes cuando arma La Trifullka donde luego de tres discos de diferente factura, estilo y ambientes, Mucha Rabia, El Efecto Placebo y Calamidad Doméstica, pero rockeros al fin y al cabo, termina como un viejo niño, haciendo lo que le da la gana pero sabiendo lo que hace.
Con esa suerte autoforjada se larga a vivir una de sus tantas vidas a Buenos Aires, y lo respira, lo asimila, lo vuelve disco y se vuelve a su tierra a enfrentarse al imposible de ser él mismo, a presentar su Yo Lucho y lo Demás Rueda. Así, pelado, crudo, desnudo, sin banda, pero ahora más que nunca EL, gira a pie, con guitarra y sombrero, de bar en bar, de pueblo en pueblo y a veces de pito en pito. Es como va logrando la imagen, haciendo duro lo suave y viceversa, luciendo por elección "peor solo que bien acompañado" en una época que sería de sembrar la actitud para cosecharse luego un disco que rememora y recupera su esencia más oscura, el atribulado Caldo de Cultivo, un trabajo que fue otra de sus vidas, de esas que, tomándole el tiempo, cada dos años se acostumbra vivir cuando se da el chance.
Y de gira otra vez y a grabar lo que se gira, y de ahí nace el Yo en Vivo, que celebra con su gente a grito de coro y que raudo lo mete en un estudio una vez más para registrar ADREDE, donde redondo al fin cierra el círculo de esa idea que reconoce los 25 años de carrera del artista y confirma que Luis Rueda, es un indispensable, no del rock, sino de los rockeros.

0 comentarios :

Publicar un comentario