miércoles, 24 de enero de 2018

Bienvenidos al Tiempo del jaguar. #Macas es #UpanoFest.



Bienvenidos al Tiempo del jaguar. #Macas es #UpanoFest.


El jaguar, es un héroe aunque fue uno más de tus depredadores de América. Es al mismo tiempo majestuoso y feroz; no tiene parangón en cuanto al sigilio; se siente como en casa los ríos, en el suelo de la selva o en los árboles; sus ojos brillan en la obscuridad con las células situadas justo detrás de sus retinas de visión nocturna. Tiene la mordida más potente, en relación con su tamaño, entre los grandes felinos, Además, único entre estos; muerde los cráneos en vez de las gargantas de sus presas, con lo que a menudo perfora el cerebro. Y causa una muerte inmediata, su rugido áspero y gutural es el sonido de la fuerza vital.
Sin embargo, durante miles de años los jaguares han llevado una doble vida: una existencia figurativa que domina el arte y es portador de arqueología de las culturas precolombinas por la  distribución histórica de la especie, desde el suroeste de Estados Unidos hasta Argentina.
Los jaguares fueron adorados como dioses de las culturas indias, por los olmecas, mayas, mexicas, incas y shuar que grabaron imágenes de jaguares en templos, tronos, asas de ollas y cucharas que los incas hacían con los huesos de las llamas, se tejían imágenes del jaguar en los chales y las vestiduras del pueblo chavín, cuya civilización surgió en Perú alrededor del 900 a C. algunas tribus de la amazonia bebían sangre de jaguar, comían el corazón del jaguar, muchos creían que las personas podían convertirse en jaguares y que los jaguares se podían volver humanos, el jaguar era la manifestación del sol; el rugido del felino anunciaba lluvia, los jaguares, los sacerdotes o hechiceros a quienes le piden los pueblos ancestrales lluvia y cosechas abundantes.
Los jaguares del Sangay y de nuestra amazonia van desapareciendo, pero en Macas, viven ejemplares  en el rancho Fátima, donde se reprodujeron en cautiverio y está bajo el cuidado de admirables seres humanos, que dedican su tiempo para protegerlos. En varias ocasiones han querido desapropiarlos de este lugar, sin darse cuenta que al ser un animal en peligro de extinción, serian una víctima de la depredación del “hombre lobo del hombre”. Seguramente al regresar a la selva serian uno de los animales más cotizados por quienes los están acechando.
Nuestra ciudad es privilegiada de que estos seres privilegiados  convivan con nosotros; en cada visita se puede sentir la alegría que ellos sienten con nuestra presencia, trasmiten energía y comparten  su supervivencia. El jaguar vive en Macas, y su cuidado depende de nosotros.  Esta edición se la dedicamos al jaguar y  buscamos que nuestros asistentes al festival del Upano reflexionemos sobre su cuidado y contribuyamos a su supervivencia.
A trascurrido más de una década de fortalecimiento a las libertades, a los pensamientos, a las diferentes formas que tenemos los jóvenes para poder manifestarnos, cada edición es diferente. Cada año que trascurre nos deja un nuevo motivo para trabajar y motivar a los seguidores  del evento, reflexionen  ante diversos temas que se relacionan con la Amazonia. Nuestro mensaje ha estado ligado a exigir respeto hacia nuestros recursos naturales, hablamos sobre la importancia de cuidar nuestros recursos, como grupos defensores de la vida. Muchos han expresado su descontento sobre la minería y usando su música han despertado la conciencia sobre la importancia que tiene nuestra fuente de vida llamada Rio Upano y otros caudales. Cada edición es diferente, cada imagen aporta a la evolución de los movimientos juveniles colectivos, en defensa de nuestros derechos a ser libres y hemos encontrado en este espacio, en la diversidad de géneros, de dialectos, de formas y estilos musicales que sobresalen para influir en las nuevas generaciones, los que estamos convencidos de que uniendo a importantes grupos de Ecuador y una banda internacional, cada año hay una nueva razón que nos une para celebrarle a la vida y decirle a la Amazonia, que no solo somos Sangay, no solo somos guayusa, ayampaco o yuca, somos ríos, somos Upano, somos cascadas, somos cordillera, somos aire limpio, somos animales y como racionales estamos representados por ellos, los que no tienen voz, los que  a través de nosotros se manifiestan; somos orquídeas y heliconias, somos pechiche y arrayán, somos Jaguares amazónicos, somos selva  y representados por la madre tierra podemos decir que Macas es, Upano Fest.      


Bienvenidos a vivir la mejor experiencia. 

0 comentarios :

Publicar un comentario